MUCHO Introducción

Una publicación sobre territorio y pensamiento simple.

índice

Introducción
The big outdoors
Camino

Contemplamos el mundo de una manera exclusivamente óptica, a través de pantallas. Abrimos Internet y el muro, en cada una de las redes sociales, se ve sobresaturado de imágenes con mensajes, citas célebres y artículos breves sobre la vida. Estos muros/retinas nos separan y alejan del mundo, no hacen posible construir unas relaciones fértiles con la Tierra.

La relación entre el ser humano, la fauna y la flora tiene una implicación directa con todo lo que escuchábamos de nuestros abuelos y padres, por ejemplo: 'No dejes que los árboles, te impidan ver el bosque', 'El que a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija', 'Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe', 'Agua que no has de beber déjala correr' o 'Al mal tiempo, buena cara'. Ya no hay bosques por los que pasear ni horizontes para contemplar. Ya no hay esfuerzo para conseguir cosas por nosotros mismos. Se ha perdido el hacer antiguo en pro de objetos inertes, supermercados y horarios. El confort nos ha hecho perder el norte.

El refrán es próximo, físico e inmediato.

Cervantes los definía como 'sentencias sacadas de la experiencia'. Constituyen una fuente muy valiosa de información, de ellos podemos descubrir a todo un pueblo en múltiples aspectos. La sabiduría de los pueblos se ha transmitido en forma oral de generación en generación desde tiempos remotos. La mayoría de los refranes reflejan la sociedad que los creó y los utilizó, una sociedad eminentemente rural que ya ha desaparecido prácticamente. Parte de esta sabiduría se encuentra en los refranes. A partir de los años 70 y 80 se recomendaba no emplearlos en la escuela porque era signo de empobrecimiento léxico. Esta situación empezó a cambiar en torno a 1996 y ahora se enseña, no a utilizarlos, sino a tratar de comprender su significado y a considerarlos joyas lingüísticas.
Pero la transformación que ha experimentado la sociedad contemporánea contribuye, lamentablemente, a que los refranes vayan cayendo en el olvido.

Mucho es un ejercicio de recuperación, experimentación y visualización de un concepto o situación cotidiana y básica a partir de un refrán. El proyecto está dividido en seis partes con un formato de publicación breve: The big outdoors, Camino, Alimento, Refugio, Trabajo y Silencio. Cada publicación disecciona un refrán a partir de 9 haikus y 3 fotografías, ampliando y actualizando el saber popular a través de una indagación propia y libre, buscando una resintonitzación con la naturaleza para reaprender a vivir con lo esencial y en equilibrio con nuestro entorno.

'Propongo que el haiku occidental sencillamente diga muchas cosas en tres líneas escasas, en cualquier lenguaje. Por encima de todo, el haiku debe ser muy sencillo y estar libre de cualquier artimaña poética, y crear una pequeña imagen y ser tan ligero y grácil como una pastoral de Vivaldi'. – Jack Kerouac

Es necesario retornar a las relaciones sociales tangibles con expresiones de antes y acciones sencillas.

2015 - 2016